Inicio 1512: crónica ¡Amaiur...!

¡Amaiur...!
Joseba Asiron   

Tags: Joseba Asiron Saez


amaiur

EL día 13 de julio de 1522 quedó definitivamente formalizado el cerco español al castillo de Amaiur. Los navarros atrincherados dentro de la fortaleza quedaban así completamente rodeados, aislados y sin posibilidad alguna de recibir socorro exterior. Los esfuerzos del hijo del mariscal y del señor de Belzunce por contactar con los sitiados fracasaron ante la superioridad enemiga, y se procedió además a un duro y concienzudo bombardeo del castillo, a cargo de los 16 cañones españoles. Los restos maltrechos de Amaiur, recuperados hoy en día gracias a las campañas arqueológicas llevadas a cabo por la Sociedad Aranzadi, dan buena muestra de dicho cañoneo, puesto que han aparecido numerosos restos de metralla e incluso alguna bomba, de 15 kilos de peso, incrustada en sus descalabrados muros. A pesar de todo, los navarros mandados por Jaime Belaz de Medrano rechazaron todos los intentos de asedio, e incluso el virrey español, conde de Miranda, fue herido en la boca de una pedrada, muestra clara del desesperado encarnizamiento del combate. El virrey se quejó en voz alta de la obstinación de los asediados, ante lo que Luis de Beaumont, navarro traidor que acompañaba a los invasores, le dijo que no tenía por qué asombrarse, puesto que "aquellos nabarros son".

El día 19 de junio de 1522, con los muros del castillo reducidos a escombros y perdida toda esperanza de frenar por más tiempo a los asaltantes, Jaime Belaz de Medrano rindió el castillo al virrey español, a cambio de que se respetasen sus vidas. Los legitimistas muertos fueron enterrados en la iglesia de Amaiur, y los defensores capturados fueron encarcelados en Pamplona y en el castillo de Atienza, donde pasarían hambre y grandes privaciones. Dos semanas después de ser encarcelados en Pamplona, Jaime Belaz de Medrano y su hijo el valiente Luis aparecieron asesinados en su celda, arteramente envenenados, mientras que Miguel de Xabier, más afortunado, pudo salvarse al escapar del presidio intercambiando sus ropas con las de una misteriosa mujer que le llevaba la comida. Pasados 490 años del asedio del castillo baztanés, la semana entrante el pueblo de Amaiur recordará el aniversario de este triste episodio de nuestra historia y homenajeará a los navarros que dieron su vida por la independencia de su patria. Amaiur... betiko argia!

 

http://www.noticiasdenavarra.com/2012/07/15/ocio-y-cultura/amaiur