Inicio Bitxia 12 de octubre, san Serafín

12 de octubre, san Serafín PDF Imprimir E-mail
Quim Monzó   

Hoy, 12 de octubre, es la Fiesta Nacional de España. Cuando iba a escuela me decían otra cosa: que era el día de la Raza. Y, como era aplicado, así lo memoricé. Se conmemora el 12 de octubre porque fue en esta fecha gloriosa cuando Cristóbal Colón llegó a lo que él creía que eran las Indias. Pero –¡ajá!– no lo eran, sino que se trataba de un continente a menos de un tercio del camino hasta aquellas tierras anheladas. También nos decían que esa gesta significaba el descubrimiento de América, pero no era así, tal como aprendimos lustros después cuando, a base de leer, supimos que, antes que Colón y sus marineros, habían llegado vascos y escandinavos como mínimo, en busca de ballenas.

Pero, aunque estos dos pueblos pescadores montaron asentamientos, no hicieron una colonización como Dios manda. Después de que Colón pusiera pie, los colonos que llegaron de España, sí. A los historiadores líricos de mi etapa escolar les gustaba hablar del “encuentro de dos mundos” y alabar el vigor racial de los que habían conseguido aquella proeza. Los que primero empezaron a intuir que lo de “raza” acabaría comportando problemas se sacaron de la manga que la palabra expresaba la fusión de europeos e indígenas americanos, que formaban una unión bendecida por las altas instancias celestiales. Entonces se inventaron la denominación de día de la Hispanidad, porque les gustaba referirse a Hispanoamérica, un término que primero derivó en Iberoamérica (para incluir a portugueses y brasileños) y, más tarde, en Latinoamérica, como contraposición a Norteamérica, básicamente de origen inglés, irlandés y francés; como si los franceses no tuvieran tanto derecho al concepto latino como los españoles, los portugueses y los italianos que fueron al llamado Cono Sur.

El caso es que a las denominaciones de día de la Raza y de la Hispanidad les han sucedido muchas otras, que en algunos casos se aplican sólo en un Estado concreto: día de la Raza Española, día del Descubrimiento, día de la Madre Patria, día de Colón, día de las Américas... En Argentina y Chile, día del Encuentro de Dos Mundos. Últimamente, a partir de la evidencia de que la colonización española no fue el abrazo feliz que nos pintaban, la cosa se ha disparado: día del Respeto a la Diversidad Cultural Americana, día de la Liberación, día del Descubrimiento y la Raza, día de la Identidad y de la Interculturalidad, día de la Descolonización, día de los Pueblos Originarios y del Diálogo Intercultural, día de la Resistencia Indígena... Tanta fusión de pueblos de un lado y otro del Atlántico y no se ponen de acuerdo ni en el nombre que debe tener este día. Y mientras tanto, en la Carmen de Bizet que ayer se presentó en el Teatro Real de Madrid, Calixto Bieito ha tenido que esconder la bandera española que la actriz que hace de puta usa como toalla y los actores que hacen de legionarios, para fregar el suelo y limpiarse el derrière. Gregorio Marañón, presidente del teatro, dice que lo hacen por “sentido de la responsabilidad”. Hombre prevenido vale por dos.

LA VANGUARDIA