Inicio Catalunya Fusilan a Carles Rahola, "uno de los más destacados separatistas de Gerona"

Fusilan a Carles Rahola, "uno de los más destacados separatistas de Gerona" PDF Imprimir E-mail
Marc Pons   
Jueves, 16 de Marzo de 2017 17:35

15 DE MARZO DE 1939

Tal día como hoy del año 1939, hace 78 años, era fusilado en la tapia del cementerio de Girona el periodista, escritor, historiador y político Carles Rahola i Llorens. El ejército franquista había ocupado la ciudad el 4 de febrero y durante las semanas posteriores los sediciosos desataron una represión brutal contra todas las personas de ideología catalanista, republicana, liberal o de izquierdas. Carles Rahola fue incriminado en un consejo de guerra por un Tribunal Militar que lo condenó por ser "uno de los más destacados separatistas de Girona, colaborador asiduo del diario separatista de esta localidad "L' Autonomista" en el que escribió artículos literarios e históricos y últimamente otros de carácter político, en los que alentaba a las masas a prolongar inútilmente su resistencia".

Carles Rahola nació en Cadaqués (Alt Empordà) el año 1881, pero creció en Girona. Era hijo de una familia de impresores muy relacionada con el mundo cultural gerundense, y desde allí inició su carrera como comunicador. Carles Rahola fue, también, junto con Prudenci Bertrana, Xavier Montsalvatge y Miquel de Palol, punto de referencia de la intelectualidad gerundense y catalana durante las décadas de los años 10, 20 y 30 del siglo pasado. Su obra -intelectual y política- estuvo marcada por el compromiso permanente con la cultura. Sobre todo con la democratización de la cultura. Hacerla llegar a todos los rincones del país y hacerla querer en todos los estamentos de la sociedad.

Carles Rahola no militó nunca en ningún partido político, lo que no representó ningún impedimento para que el Govern de Catalunya le confiara el cargo de delegat de la Generalitat en Girona en los meses posteriores a la recuperación del autogobierno (1932). Pero cuando fue detenido, condenado y fusilado por los franquistas, esta condición no fue decisiva. Fue asesinado por su compromiso personal con la democratización de la cultura catalana y la difusión de la historia de Catalunya. La liquidación física de Carles Rahola era también, en el imaginario de sus asesinos, el fusilamiento de la cultura catalana y de la historia de Catalunya. El exterminio de la nación catalana.

Fusilan a Carles Rahola. El empleo|ocupación franquista de Girona

La ocupación de Girona por parte de las tropas franquistas

El asesinato de Carles Rahola fue el paradigma de la reacción del nacionalismo español a la afirmación catalana. Silenciar con la muerte la voz de miles de personas comprometidas con los valores de la comunicación, de la cultura, del civismo, de la paz, de la democracia, de la libertad y de la plenitud nacional de Catalunya. El asesinato de Carles Rahola significó el triunfo de la muerte -de la negra noche del silencio- sobre la vida. Rahola se convierte en el símbolo de todos los demócratas, y por extensión de todos los catalanes. Y especialmente el de todas las personas que, con modestia y admiración, hemos recogido a su testigo. Maestro Rahola, en la memoria de todos y de todas.

ELNACIONAL.CAT