Inicio Catalunya El presidente KRLS y las elecciones

El presidente KRLS y las elecciones PDF Imprimir E-mail
Andreu Barnils   
Martes, 07 de Noviembre de 2017 09:37

Todos lugar. La entrevista de la televisión belga a Puigdemont pone todos a lugar otra vez. Porque una cosa es concurrir en unas elecciones contra Santi Vila i l’altra contra Carles Puigdemont. Si ell es presenta, tot canvia. De sobte la llista unitària, la que abraçaria de Puigdemont a la CUP passant per ERC i alguns comuns, sembla possible. Molt més a prop. Tot Déu veu que qualsevol candidat que s’enfronti al president Puigdemont, perdrà. No falta ser molt llest per veure-ho. I això que la política, tan bèstia, tan crua, només hores enrere, només dies enrere, ens permetia de veure la freda mirada, i l’olfacte nerviós, que havien olorat un president Puigdemont feble. Un president a l’exili, i uns consellers a la presó. Ocasos de carrera. Fa poques hores s’entreveien mil possibles candidats. Mil llistes possibles. Mil pactes a fer. Tot semblava més important, fins i tot, que el govern de la República. Unes eleccions autonòmiques mataven un president republicà. L’horror. Ara, en canvi, altre cop tots amb el president. En qüestió d’hores, punt de gir de nou. I només amb l’ajuda d’una entrevista.

Yo era de los que desconfiaba de las elecciones del 21D . Las veía como una manera de sustituir Puigdemont. De echarlo. Pero al final, fíjate tú, las elecciones del 155 quizás no lo sustituyen, sino que lo refuerzan. Porque si se presenta él, aunque las ganará. De hecho, ya hace días que unionistas ilustres como Pedro J, o Mayor Oreja , se estiran los cabellos. Ven que su gran invento, presentado sólo hace una semana, los puede explotar en la cara. Y ahora ven que con Puigdemont al frente, más que nunca, pueden perder de mucho.

Por ello pueden perfectamente prohibir las elecciones del 21D . Prohibirlas, ellos que las imponían! Todo es posible en la España actual. La España que envía a prisión a medio gobierno catalán puede perfectamente prohibir comicios o partidos. Así se ahorrarían un Puigdemont candidato, la campaña de los consejeros en la cárcel, y los apoyos internacionales. Se ahorrarían un infierno, de hecho. Un auto gol . Un tiro por la culata.

Suma que si al final Albano Dante, y otras caras del mundo común, son expulsados ​​de Podemos y alejados del espacio de Cataluña en Común, donde irían? Y si se suman a la lista unitaria de Puigdemont, estos también? Entonces sí que el 50% + 1 de los votos es posible. Por eso, también, pueden acabar prohibiendo las elecciones tranquilamente. Por miedo a perderlas estrepitosamente.

 

Me gustará ver si llegamos.

Dicho esto, yo no entiendo la euforia con las elecciones. Porque una vez ganamos las elecciones, qué? Declaramos la independencia? Para que esto está hecho. Declarada, lo está. No es necesario volver. No es eso lo que nos falta. Aquí, con elecciones, o sin, el presidente Puigdemont, y su gobierno, deberían preocuparse, y explicar, de cómo tener el territorio controlado. Esto nos falta, y esto no se hizo. Por eso nos han entrado hasta la cocina.

Sabemos que es ganar. Ahora tenemos que demostrar que sabemos cómo controlar el territorio. Ya seríamos libres si lo tuviéramos hecho. Lo haremos con violencia? Con fuerza? Sin? Con Mossos? Con la gente? Es todo un debate pendiente. Y mira que las elecciones no sean distracción. Hagamoslas, obligados si es necesario. Pero sepamos que no son solución de nada sin control del territorio. Absolutamente de nada. Ganarlas sin embargo, sirve de poco. Y ya lo hemos vivido. Pongámonos las pilas donde toca.

VILAWEB