Inicio Catalunya Lengua propia

Lengua propia PDF Imprimir E-mail
Rita Marzoa   

Es la que he utilizado con toda naturalidad sin excepción, en los últimos tres días, con el lujo personal y familiar que ha supuesto pisar el territorio. Lo he hecho por placer, y ha sido un placer. Sintiendo la articulación ejemplar de zonas donde los nuevos catalanes pueden representar el 20 por ciento de la población. En todo momento la naturalidad ha hecho que el catalán fuera el vínculo, y el territorio, el espacio que favorecía el sentimiento de pertenencia. Subiendo por nuevas estructuras que unen el Garraf con Manresa, siguiendo hacia Solsona y atravesando el Port del Comte, la fortuna nos ha llevado al núcleo de Padrinàs. Pepe ha sido el mejor anfitrión en Cal Paller. Hemos visitado Tuixén, la Vansa, Ossera, la Seu... un baño de alturgellismo (Alt Urgell), que permite valorar lo que, aunque demográficamente minoritario, es un sentimiento de naturalidad.

 

La cohesión es uno de los valores más trabajados por la gente de este país, y en la mayoría del territorio el catalán, la lengua en que se ha conseguido. El gran valor que verá cómo muchos querrán hacer de su destrucción, un objetivo a corto y medio plazo. Y no lo debemos permitir. El catalán como lengua de igualdad, de relaciones laborales, empresariales, sociales, sentimentales... ha servido, ha cultivado respeto y relaciones de igualdad. Ha sido la herramienta con la que la mayoría del país ha logrado vertebrar una sociedad que ha dado oportunidades y ha permitido la relación entre aborígenes y recién llegados.

 

Ahora tendremos que hablar y mucho, en todo esto que estamos construyendo, de cuál deberá ser el papel del castellano en este nuevo Estado de Europa. De hecho seguro que hoy esta lengua (que fue, y no podemos olvidarlo, impuesta para tratar de diluir nuestra identidad) es la lengua materna con la que muchos se sienten catalanes. Las llamadas comarcas han logrado con éxito ofrecer igualdad de oportunidades a locales y forasteros y lo han hecho en catalán. Un trabajo que no ha tenido éxito en el área de la gran Barcelona y que mantiene una Cataluña castellanohablante y otra catalanoparlante, a menudo poco relacionadas. Y será aquí, y proponiendo un país de todos y para todos, donde habrá que tejer delicadamente el futuro.

 

 

http://www.elpuntavui.cat/