Inicio Munduan barna Walter Benjamin: trágico y visionario

Walter Benjamin: trágico y visionario PDF Imprimir E-mail
Antonio Ribas Tur   
Miércoles, 30 de Agosto de 2017 19:20

El suicidio del filósofo alemán Walter Benjamin la noche del 26 al 27 de septiembre de 1940 en una habitación del Hotel Francia de Portbou ha quedado grabado en la memoria colectiva como uno de los símbolos de los estragos de la Segunda Guerra Mundial en el mundo intelectual. Según la documentación judicial, Benjamin, que se quitó la vida con una sobredosis de morfina, dejó una maleta de piel con una pequeña cantidad de dólares y francos, un reloj de oro, una pipa y un pasaporte expedido por la American Foreign Service. La maleta también contenía seis fotografías de carné, una radiografía, unas gafas, revistas y varias cartas. El inventario también menciona varios papeles de los que se desconoce el contenido. La maleta se perdió y no se sabe qué eran esos papeles. Se ha dicho que se trataba de un manuscrito de su última obra, 'Tesis de filosofía de la historia', que quedó inacabada.

Precisamente este es el texto que 38 estudiantes de arte y artistas emergentes de cuatro escuelas de arte trabajaron para crear las piezas que se pueden ver en la exposición del Arts Santa Mónica 'Las maletas de Walter Benjamin. Dispositivos migratorios', comisariada por la historiadora y crítica de arte Pilar Parcerisas. Al margen de la vigencia del pensamiento de Benjamin, los trabajos expuestos amplifican el eco de las circunstancias de la muerte trágica del filósofo para recordar otros momentos trágicos del siglo XX, como la Guerra Civil, y prolongar el impacto de la Segunda Guerra Mundial hasta cuestiones actuales como la idea de Europa y la crisis de la Unión y problemáticas como las fronteras y la crisis de los refugiados. La exposición es fruto de la primera Escuela de Verano Walter Benjamin -la de este año se celebrará del 21 al 24 de septiembre y abordará el texto 'Infancia en Berlín hacia 1900'-, que se celebró el año pasado en Portbou, donde se pudo ver en la estación de tren de la ciudad. Antes de Barcelona se pudo ver en la Casa de Velázquez de Madrid, que es una de las cuatro escuelas de arte que han participado en el proyecto. Las demás que participan son la Lonja, la Escuela de Bellas Artes de Burdeos y la Escuela de Comunicación Visual y Medios Digitales de Berlín. Cada una de ellas aborda las 'Tesis de filosofía de la historia' desde una perspectiva concreta: la maleta como un objeto enigmático, el exilio republicano, los bienes culturales y el cuestionamiento de la historia y el progreso que hay en el texto del filósofo del 'Angelus novus'. Una de las piezas de más actualidad es 'Estrella', de Pilar Álvarez Pablos, consistente en una recreación de la bandera de la Unión Europea, cuyas estrellas proyectan una cinta de las que se utilizan en las operaciones policiales con el lema "Policía no pasar". Otra de las obras más lacerantes es "El 'flâneur' fugitivo", de Ana Pulido Castro, que ha creado un juego de mesa en el que un caminante anónimo es el principal sospechoso. La pieza incluye un par de botines que tienen hojas de afeitar dentro y en la suela. Marina Fraga Franco ha sido más lírica y ha creado la maqueta de un lugar abrumador, titulado 'Espacio de silencio', donde un personaje diminuto aparece atrapado en una red apretada de sentimientos, según la autora, como "soledad, miedo, nostalgia, vértigo, peligro, injusticia, superación, angustia, dolor, fatiga, libertad, esperanza... "

 

Memoria y exclusión

"La vía principal de trabajo ha sido básicamente la maleta de la historia, esa maleta que se arrastra del pasado y estalla en el presente y cae sobre la misma biografía de Benjamin. Se trata de esta historia del progreso que no va hacia el infinito sino que te deja una serie de ruinas a tus pies, como muestra la imagen del 'Angelus novus'", dice Pilar Parcerisas. A lo largo del recorrido se puede ver una maleta hecha con alambre de espino, de Agnès Wo. Otra está llena de piedras y una tercera de ropa y juguetes estrujados. "El, tú y yo compartimos equipaje. Nadie queda excluido de la memoria", dice Neus Masdeu Rubies. Desde el interior de la maleta de la portuguesa Maria do Mar Rêgo se oye el ruido de los pasos de la autora durante un paseo por la frontera entre España y Portugal, y la de Vir Andrés Hera habla de los estragos del colonialismo. "Soy el sudaca que hace girar en 'slow motion' la caja negra de un avión llamado Europa", afirma el artista.

IMAGENES:

38 estudiantes y artistas emergentes ponen de relieve la actualidad del pensamiento del filósofo alemán en el Arts Santa Mónica con piezas inspiradas en la obra 'Tesis de la filosofía de la historia'

http://www.ara.cat/cultura/Walter-benjamin-tragic-visionari_0_1859814027.html?utm_campaign=_news30clics&utm_source=ara&utm_medium=email

ARA