Inicio Munduan barna Obligan a los Colón a acatar a cambio de la excarcelación

Obligan a los Colón a acatar a cambio de la excarcelación PDF Imprimir E-mail
Marc Pons   
Martes, 19 de Diciembre de 2017 15:02

Tal día como hoy del año 1500, hace 517 años, Cristóbal y Bartolomé Colón eran excarcelados del penal de Granada (Andalucía) y conducidos a la corte hispánica, en aquellos días emplazada en el palacio del Alhambra, también en Granada, en presencia de los reyes Fernando de Aragón e Isabel de Castilla. Cristóbal y Bartolomé Colón habían sido arrestados —con engaños y falsas promesas— en la colonia de la Española por orden del juez Fernández de Bobadilla, y conducidos hasta la metrópoli encadenados e inmovilizados en una cubierta de fondo del barco La Gorda. El juez Fernández de Bobadilla había acusado a los Colón de los delitos de mala administración y de gobierno desleal.

La investigación historiográfica ha revelado que, en la colonia de la Española, los Colón habían desarrollado ciertas estructuras de estado con el propósito de crear una entidad política propia que sería vinculada al poder central inspirándose en el modelo confederal de los estados que formaban la Corona de Aragón. Con el pretexto de poner fin al clima de tensión que se vivía en la Española
entre los partidarios de los Colón y los de la corona, los Reyes Católicos habían enviado a Fernández de Bobadilla —un polémico y desprestigiado magistrado hermano de una influyente dama de la reina Isabel— con el propósito de apartar del poder a los Colón y sus partidarios —los de la colonia y los de la metrópoli.

En aquella audiencia los Colón recuperaron la libertad a cambio de acatar la voluntad de los Reyes Católicos, y de renunciar a su proyecto político. Eso significaba revertir de una forma definitiva las Capitulaciones de Santa Fe (17 de abril de 1492), previas al primer viaje, que habían confirmado Cristóbal Colón como la autoridad delegada de la monarquía hispánica a la colonia. A partir de la excarcelación de Granada, el influyente partido catalano-valenciano de los Colón —formado por los Santàngel, los Sanxís o los Torres—​, sería marginado de las esferas del poder hispánico, perseguido con falsas acusaciones de prácticas judaicas, y sustituido por el partido castellano del poderoso clan Bobadilla.

ElNacional.cat