Inicio Nabarmena Justo Arriola: “En los años 80 la Policía local de Arrasate constató que la Guardia Civil distribuía heroína en varias localidades vascas”

Justo Arriola: “En los años 80 la Policía local de Arrasate constató que la Guardia Civil distribuía heroína en varias localidades vascas” PDF Imprimir E-mail
Jabi Leon   
Miércoles, 10 de Mayo de 2017 12:25

Justo Arriola autor del libro ‘a los pies del caballo’

Cinco meses después de su presentación en sociedad, Txalaparta acaba de publicar la tercera edición de ‘A los pies del caballo’, la ópera prima del elgoibartarra Justo Arriola

justoarriola1

Hijo de una localidad que ha perdido a “más de 80” vecinos “por el sida, las sobredosis o enfermedades relacionadas con largos años de adicciones”, Justo Arriola ha recogido en su primer libro “la historia de la heroína, el narcotráfico y la contrainsurgencia en Euskal Herria”.

¿Qué le llevó a escribir este libro?

-Estaba participando en un foro de Internet sobre un artículo en el que el historiador castellonense Juan Carlos Usó negaba que la heroína hubiera sido usada por el poder para desactivar movimientos políticos o revolucionarios, cuando intenté hacer ver que en Euskal Herria sí se había utilizado políticamente. Contacté con Usó y él mismo me planteó escribir algo. Al principio no me lo tomé en serio pero al final me animé.

¿De qué fuentes ha bebido?

-He recurrido a la bibliografía existente, a Internet, a la hemeroteca de El País y a diversos archivos. Además, he entrevistado a algunos supervivientes de los años 80 de Elgoibar.

¿Qué recoge en el libro?

-Hago una especie de viaje desde lo grande y lejano hasta lo pequeño y más cercano.

Explíquese...

-Por un lado, recojo los precedentes históricos que evidencian el uso de las drogas con un fin de control social. Ahí plasmo cómo a finales del siglo XVIII el Virrey de España, que vivía en México, utilizó el alcohol contra los pueblos indígenas; las denuncias del movimiento negro de EEUU acusando al FBI y la CIA de permitir a la mafia inundar sus barrios de droga para desactivarles; el uso de la heroína que hizo EEUU para financiar sus campañas militares en Vietnam y Afganistán... Después analizo el uso de las drogas en el Estado, en las cárceles y en Euskal Herria, para acabar con un capítulo sobre Elgoibar.

¿Parte de alguna hipótesis?

-Sí, intento demostrar que la heroína fue un instrumento de la estrategia contrainsurgente del Estado español en el País Vasco.

¿En qué se basa?

-Hay varias razones. Por una parte está la permisividad total que hubo para traficar con heroína en Euskal Herria. En los años 70 las fuerzas de seguridad no incautaron ni un solo gramo, en 1980 solo pillaron 368 gramos y en toda la década de los 80 apenas se incautaron de unos 60 kilos de heroína, que teniendo en cuenta la cantidad de heroinómanos que había podía ser el consumo de un par de semanas. Por otra parte está la participación de los aparatos del Estado en la extensión de la heroína.

¿Cómo?

-La Guardia Civil distribuyó heroína directamente en pueblos como Arrasate, Durango, Eibar, Elgoibar, Deba, Donostia o Iruñea, pero también tenía chivatos con licencia para traficar a cambio de información. Incluso algunos traficantes pagaban dinero para seguir traficando con droga.

Y eso ¿cómo lo demuestra?

Publicidad

inScroll by ad6

-Con testimonios de testigos directos que les vieron actuar, como el de un chico andaluz que vivió en Deba entre 1979 y 1981. Una noche estaba en la plaza del pueblo cuando se le acercaron tres hombres y le ofrecieron heroína gratis. A las dos o tres semanas vio al que le había dado la droga patrullando con otros guardias civiles. También está la investigación que hizo la Policía local de Arrasate en 1981 y 1982, con José Antonio Ardanza de alcalde.

Cuente...

-En Arrasate habían constatado movimientos de coches sospechosos de llevar droga al pueblo y el alcalde pidió investigar lo que pasaba. Así, los policías locales, vestidos de paisano, realizaron seguimientos de esos coches semanalmente y acabaron a las puertas de los cuarteles de Intxaurrondo y de La Salve. Además, los propios agentes constataron que la Guardia Civil distribuyó heroína en localidades como Elgoibar o Durango.

¿Ha podido comprobar la veracidad de esas graves acusaciones?

-Sí, aunque se mostró reacio a hablar porque tanto Ardanza como el antiguo jefe de la Policía Nacional en Euskadi, Enrique Pamíes, le pidieron que estuviera callado para no meterse en problemas, el que fue responsable de la Policía Municipal de Arrasate me confirmó aquella investigación.

¿No denunciaron los hechos?

-Sí, presentaron una denuncia en Bergara pero no se llegó a investigar. De hecho, ninguna de las tramas de distribución de heroína en la que tomaron parte las fuerzas de seguridad del Estado se ha investigado judicialmente con seriedad. Ahí está el informe Navajas, donde se denunciaba que traficantes pagaban importantes sumas de dinero a las fuerzas de seguridad para permitirles operar libremente.

¿Para qué iba la Guardia Civil a actuar de esa manera ilegal?

-Para desactivar o adormecer a la juventud rebelde de Euskadi. Si estaba pendiente de las drogas se suavizaba su compromiso político.

Un txoko de Gipuzkoa Atxolin. Tiene una zona mágica de hayas y he pasado mucho tiempo allí.

Un paisaje Las vistas desde Aizkorri tras una buena nevada.

Una fiesta Aunque en los últimos años me han pillado en los Pirineos me quedo con las fiestas de Sallobente, que es mi barrio.

Un monte La sierra de Aralar.

Una playa La de Sakoneta.

NOTICIAS DE GIPUZKOA