Inicio Nabarmena Cosas del 1 de octubre

Cosas del 1 de octubre PDF Imprimir E-mail
Josep Lluís Carod-Rovira   
Viernes, 16 de Junio de 2017 11:57

Hay fechas que, por azar de la historia, parecen estar destinadas a acoger eventos destacados, no siempre de buen recordar, en contraste con otros días del calendario, más anodinos y donde hay pocos hechos a rememorar. Es el caso del 1 de octubre de este año, fecha anunciada por el presidente de Cataluña para llevar cabo un referéndum de autodeterminación. Justamente, ese mismo día, se proclamó la independencia de Nigeria (1960), la de Tuvalu (1978) y la de Palau (1994), Francia estableció su Asamblea legislativa (1791), España vendió a Francia el territorio de Luisiana (1800), Mao Zedong proclamó la República Popular de China (1949), Panamá recuperó la soberanía del canal, hasta entonces en manos estadounidenses (1979) y Mijail Gorbachov fue escogido jefe del Estado soviético (1988).

El 1 de octubre es el día internacional de las personas mayores y, en Estados Unidos, se propuso que lo fuera también del vegetarianismo. En este día, comienza la era de Abraham, padre de Isaac, tronco del pueblo judío y una de las figuras más destacadas de la Biblia (2015 ac), muere Pierre Corneille, padre de la tragedia francesa (1684), T. Edison registró su primera patente, una máquina automática contadora de votos (1868) y abrió la primera fábrica de bombillas eléctricas (1880), se inauguró la universidad de Stanford, en California, una de las más prestigiosas del mundo (1891), se fundó la ciudad de Tokio (1456), nació Jimmy Carter (1924) en Plein (Georgia), un pueblo de 600 habitantes donde continúa viviendo y la República española aprobó el sufragio femenino (1931).

Pero no todo es miel sobre hojuelas, claro, ya que Fernando VII restableció la Inquisición en esa fecha (1823), el dictador Francisco Franco fue proclamado, en Burgos, jefe del Estado golpista surgido con el alzamiento militar, Generalísimo de los ejércitos y, durante todo el periodo de la dictadura, la jornada fue declarada oficialmente Día del Caudillo (1936), se estableció la Gran Orden Imperial de las Flechas Rojas, máxima distinción del Estado franquista, concedida por primera vez a Mussolini, Hitler y al rey de Italia (1937) mientras que finaliza el proceso de Nuremberg, que condena a muerte en la horca y prisión a varios cabecillas del régimen nazi (1946) y el grupo terrorista español Grapo (Grupos Revolucionarios Antifascista Primero de Octubre), de origen turbio y con sospechas de estar vinculado a las cloacas del Estado, actuaron por primera en vez en esa fecha (1975).

Curiosamente, en 1 de octubre aparecieron el Diario de Barcelona (1792), el Diario de México, en la capital del país (1805), el Jornal do Comércio, en Río de Janeiro (1827) y, en Madrid, El Debate (1910), mientras Gustave Flaubert comenzó a publicar 'Madame Bovary' en la 'Revue de Paris' (1856) y la oficina de correos de Viena puso en circulación la primera tarjeta postal de la historia (1866). También aparecieron, en Barcelona, el primer número de los diarios 'La Publicidad' (1922) y 'La Nau' (1927), así como de 'La Jornada', en Lleida (1930).

En cuanto a nuestro país, el 1 de octubre nacieron en Barcelona Domingo Badía, viajero conocido como Ali Bey y el padre Miquel Batllori, uno de los grandes sabios de la cultura catalana (1909) y, en Palma, Aurora Picornell, dirigente comunista asesinada por los franquistas. También murieron Francesc de Borja, en Roma, duque de Gandía, lugarteniente de Cataluña, general de la orden de los jesuitas y santo de la iglesia católica, el último de los Borja en hacer testamento en lengua catalana (1572), la pedagoga Rosa Sensat en Barcelona (1961) y el poeta Carles Fages de Climent (1968), en Figueres.

El 1 de octubre se instauró oficialmente la jornada laboral de ocho horas (1919), Primo de Rivera destituyó por Real Decreto a todos los ayuntamientos del Estado español (1923), se disolvió el Comité Central de Milicias Antifascistas y sus funciones fueron asumidas íntegramente por el gobierno de la Generalitat (1936) y el Parlamento de Cataluña eligió a Josep Irla como nuevo presidente de la cámara; Antoni Rovira i Virgili, como vicepresidente primero y Manuel Serra i Moret, vicepresidente segundo (1938).

Ese día, según el santoral católico, se celebra la festividad de San Virila, monje del siglo X, perteneciente al convento navarro de Leire. Cuenta la tradición que, encontrándose meditando sobre la eternidad, quedó embelesado escuchando el canto de un ruiseñor y se durmió. Al despertarse, volvió al convento en el que no fue reconocido y donde los monjes le hablaron de un tal Virila que había hecho vida monástica... ¡300 años antes! Sería interesante ver qué reacción tendría Rafael Casanova si pudiera volver a Barcelona el próximo 11 de septiembre, tres siglos después, y ver el paisaje físico, humano y político que encontraría. Y ya, puestos, podría quedarse, más no, al menos hasta el 1 de octubre. Tal y como todo, no es cuestión de distraerse, porque, después de todo, un voto es un voto...

NACIÓ DIGITAL