El euskera, nuestro bien social Imprimir
Kristian Cervilla   
Viernes, 23 de Junio de 2017 11:39

Esta semana que se vota la modificación de la Ley del Euskera en el Pleno del Parlamento de Navarra, y viendo la maniobra política que UPN ha llevado a cabo para sacar a la cendea de Cizur de la zona mixta, podemos decir que UPN continúa con su particular cruzada contra los derechos sociolingüísticos de los miembros de dicho municipio compuesto, que puede hacerse extensivo a toda la ciudadanía navarra, y por extensión contra el euskera, siendo una lengua que desde antes de la llegada del Imperio Romano ha sido hablada en este territorio.

Existen datos de historiadores romanos que escriben sobre este hecho, por ejemplo, el geógrafo e historiador griego del siglo I aC Estrabón, quien apunta que un pueblo del Pirineo (el vascón) hablaba en una lengua diferenciada. De hecho, las primeras palabras escritas en euskera que se conocen coinciden con las primeras escritas en un romance hispano que todavía no se puede considerar como el romance castellano, en las Glosas Emilianenses de finales del siglo X.

En el 2013 pudimos ver cómo Yolanda Barcina presumía de haber logrado frenar la matriculación en euskera, promocionando el inglés, en el programa El Cascabel de una televisión ultraconservadora. Postura que dista mucho de la que en septiembre de 1918 mostró Alfonso XIII, quien no tiene visos de ser nacionalista, en el primer congreso de la Euzko Ikaskuntza, la Sociedad de Estudios Vascos, celebrado en Oñati con el auspicio de las cuatro diputaciones vascas (Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa) y presidido por él. Éste lanzó un mensaje en clave de aviso que decía: “Cultivad vuestra lengua, el milenario y venerable euskera, joya preciadísima del tesoro de la humanidad, que habéis recibido de vuestros padres y debéis legar incólume a vuestros hijos”.

En adición a esto, el 11 de septiembre de 2013 el Parlamento Europeo aprobó con 645 votos a favor, 26 en contra y 29 abstenciones un informe de protección de las lenguas minorizadas y en peligro de desaparición en Europa. En dicho informe se asume como valor esencial europeo el multilingüismo. Con esta herramienta se insta a los estados miembros a elaborar planes que fomenten el aprendizaje en edades tempranas de las lenguas minorizadas. De hecho, se incide en la importancia de aprender dos lenguas desde un punto de vista científico, ya que de esta manera, al ser bilingües, los niños y niñas tendrán más cualidades en el futuro para aprender más lenguas.

Por ello, desde la sociedad navarra debemos luchar por preservar este bien tan preciado con el que contamos. Tenemos que mantener esta lengua, esta herramienta de comunicación que nos permite ver el mundo desde otra perspectiva. Debemos luchar por los derechos sociolingüísticos de todos y todas los navarros y las navarras en oposición a UPN, que trata de imponer la visión que tenía Jesús Aizpún (fundador de dicho partido político) en 1978, quien decía, faltando a la realidad histórica, que “Navarra no tiene nada en común con los vascos, ni histórica ni lingüísticamente”, visión que dista mucho de la que tenía su padre Rafael Aizpún, quien en 1930 dijo que: “Navarra debe formar parte con sus hermanas en un Estatuto Vasco Común”.

NOTICIAS DE NAVARRA