Inicio Nabarmena Guardianes de los castillos

Guardianes de los castillos PDF Imprimir E-mail
Mikel Bernués Unai Beroiz   

El historiador Iñaki Sagredo y el grupo de trabajo Gestión Cultural Larrate se afanan en la recuperación de las fortificaciones del antiguo Reino

“Los castillos reescriben la historia porque no entienden de fronteras”

“Los castillos son uno de los elementos más importantes que representan lo que fuimos. Y aunque había algún trabajo al respecto no se conocía prácticamente nada”, explica el historiador Iñaki Sagredo, que destaca que el viejo Reino contó con alrededor de 100 fortificaciones tumbadas sin escrúpulo tras la conquista castellana en 1512. “Estos castillos están reescribiendo la historia, recuperándola. Hasta ahora se hablaba de la política como la conocemos. Navarra como una provincia estatal, el País Vasco diferenciado... pero los castillos no entienden de fronteras, las sobrepasan. Aunque a algunos no les guste, es lo que hay”, dice.

Su trabajo para rescatar “la historia de Navarra de su abandono” comenzó en la década de los noventa. Primero con una fase de recuperación de archivos y documentación para saber exactamente dónde se localizaban en su día estas defensas pétreas del Reino. La labor prosiguió más tarde sobre el terreno, en busca de pistas que hablasen de este patrimonio perdido. Y posteriormente se creó Gestión Cultural Larrate, un grupo de trabajo para devolver piedra a piedra, y poco a poco, el esplendor perdido de estos lugares. El objetivo es “poner en valor este patrimonio y mostrarlo al público”, resume Sagredo.

Iñaki, responsable de poner en valor el patrimonio cultural que actualmente trabaja en Sangüesa, Monreal y Garaño, considera a este respecto que “el conocimiento es importantísimo, y ahí se ha avanzado mucho”.

Cuenta que antes se hacían estudios puntuales que no salían más allá del círculo científico. “No se buscaba socializar esos hallazgos y ponerlos en valor. Ahora ha cambiado el concepto y eso es precisamente lo que se persigue”, opina. “Es que si la gente no va a verlos, esos tesoros se pierden. Los arqueólogos dicen muchas veces que las cosas hay que dejarlas como están. Yo creo que no es cierto. Hay que ponerlas bien para que la gente las cuide, si no apaga y vámonos”, abunda este historiador.

Territorios históricos

El trabajo de Gestión Cultural Larrate atañe a los territorios históricos. “Hemos trabajado en Burgos, en Álava, Gipuzkoa y Bizkaia. Estamos en lo que era el viejo reino de Pamplona. Y es muy bonito trabajar en castillos del reino de Pamplona que están en Burgos, contemplar restos navarros allí”, comenta Sagredo sobre una iniciativa que contribuye además a “una nueva lectura política”.

Por último, Iñaki explica que “el primer paso para su puesta en valor es la voluntad de proteger. Cada vez existe más sensibilización con el legado histórico, creo que los gobiernos son conscientes de que ahí radica el verdadero valor y seña de identidad. El segundo paso es lograr que el patrimonio sea entendido y disfrutado por la sociedad. Aquí es donde Gestión Cultural Larrate esta trabajando, en definitiva, para proteger, recuperar y difundir”.

NOTICIAS DE NAVARRA