Inicio Nabarmena Miguel de Iturbide, ajusticiado en 1648 ¿Motivo? Querer sublevar Navarra para recuperar su soberanía

Miguel de Iturbide, ajusticiado en 1648 ¿Motivo? Querer sublevar Navarra para recuperar su soberanía PDF Imprimir E-mail
Mikel Burgui   
Miércoles, 11 de Octubre de 2017 14:04

 

Por cosas que están ocurriendo en la actualidad, y habiendo oído profusamente estos días el canto de “els segadors” me puse a pensar que además que en Catalunya  también hubo graves sucesos en  muchos otros lugares allá por los años 1618-1648.
Y es que por aquel entonces también se rumoreó que en Navarra había una conspiración que trabajaba en recuperar la soberanía perdida, causa que llevó a la muerte al menos a dos navarros.

 

 

Prolegómeno para entender la época.

Desde 1618 casi toda Europa estuvo enfrascada en una guerra que se inició cuando en el año 1617 un católico, Fernando II, fue coronado como emperador del Sacro Imperio Romano Germánico y rey de Bohemia, ante la oposición de la mayoría protestante, que solicitó apoyo a otros países.

 

Esta disputa iniciada por motivos religiosos cambió de cariz: Francia, católica se unió a los protestantes de los Países Bajos y Suecia.
Mientras, Alemania, luterana pero con rey católico, luchó a una con los reinos católicos de España y Austria.

 

iturbiajustici

 

Foto tomada de
http://www.hiru.eus/historia/el-siglo-xvii-la-lucha-por-la-hegemonia

 

 

La monarquía hispánica y la Unión de Armas.

Felipe IV (según los numerales de Castilla) tenía por entonces al Conde Duque de Olivares como valido o gobernador. Dicho personaje propuso al rey un proyecto militar conocido como “Unión de Armas”.

Pretendía  que los distintos reinos de la Monarquía Hispánica (unos conseguidos por matrimonios entre reyes y reinas p. ej. Fernando de Aragon e Isabel de Castilla y otros por conquista como el de Navarra) aportasen soldados y dineros a la monarquía castellana a fin de poder sostener todos los frentes de guerra que mantenía por todo el continente europeo mas el ejercito colonial que mantenía en América, Filipinas y otros archipiélagos de Oceanía..

 

Tal medida (la Unión de Armas) levantó fuertes protestas y alzamientos ocasionando que Portugal y los Países Bajos o Provincias Unidas se independizaran definitivamente del poder de los Austrias españoles.

A su vez, Cataluña que se había declarado en república no tuvo tanta suerte y quedó mutilada (perdió el Rosellón y la Cerdaña a manos de Francia) y sometida al rey español.

El paso de los ejércitos de uno y otro bando, causa de empobrecimiento y enfado.

 

El mayor impacto de aquellas guerras fue la total devastación de regiones enteras que fueron esquilmadas por los ejércitos necesitados de suministros.
Dicha causa fue determinante para que en Catalunya hubiese reacciones y motines contra los soldados del ejército enviado por los Austrias y para que se produjese el hecho protagonizado por “els segadors”.

 

 

Navarra también se opuso a las medidas que la llamada Unión de Armas proclamaba, aunque el sector nobiliario ávido de medrar en la Corte española colaboró en las campañas militares que Madrid acometió en los territorios que sometía en Europa y en la guerra contra Francia y otros estados.
Mientras, los sectores de los negocios, del comercio y del transporte de mercancías (arrieros) de Navarra se sintieron perjudicados doblemente al ser obligados a levas y a la dificultad de mantener negocios con las localidades del otro lado del Pirineo que por el paso de los ejércitos hicieron imposible el fluir de mercancías existente con anterioridad.
El caso de don Miguel de Iturbide.
Nació en Garzáin valle del Baztán y murió ejecutado en Madrid el año 1648.
Militar descendiente de una familia noble del Baztán la cual tuvo entre sus herederos (a partir de la conquista de Navarra en 1512) el cargo de “capitán a guerra” del valle.
Miguel de Iturbide soldado al servicio del rey.

 

Miguel de Iturbide sentó plaza en el ejército español en Flandes en el que ascendió por méritos de combate.

 

Tras la muerte de su padre, volvió a Baztán comenzando una nueva etapa en la que sirvió al virrey de la corona de Castilla en Navarra como espía en el Bearne.
Toda esa vida de servicios le granjearon los parabienes de la corte de Madrid y la recomendación favorable del  Conde-Duque de Olivares.
Miguel de Iturbide asciende y logra honores en la corte madrileña.

 

En 1635 obtuvo un “acostamiento” o pensión de 30.000 maravedíes anuales, a la vez que se iniciaba el proceso para obtener un hábito de la orden militar de Santiago.

 

En 1636 participó en la fracasada expedición de Labourd, mandada por el virrey de Navarra marqués de Valparaíso donde se destacó y ascendió a capitán.
También tomó parte, en 1638, en el socorro de Fuenterrabía y en la guerra de Cataluña, donde fue herido.
Diputado en las Cortes de Navarra.
Miguel de Iturbide dejó a un lado su vida militar cuando en 1643 fue elegido regidor cabo del Burgo de San Cernin y diputado por la ciudad de Pamplona en las Cortes de 1644.

 

 

Parece que Itúrbide tomó como suyas las resistencias y protestas forales en las Cortes, de la Diputación y de la ciudad de Pamplona.
En nombre del reino de Navarra, protestó ante Felipe IV por los humillantes castigos que el virrey, conde de Oropesa, había infligido a unos navarros desertores del ejército de Cataluña.

 

Acusado de preparar una rebelión para recuperar la soberanía perdida de Navarra

Miguel de Iturbide  fue llamado a Madrid a finales de 1646 y retenido en la corte, sin explicación alguna, durante todo un año.

 

De nada valieron las protestas formales de la Diputación y del regimiento de Pamplona.
--------------
Itúrbide murió misteriosamente -al parecer ajusticiado tras juicio secreto- casi en las mismas fechas que Padilla y Silva, los dos encausados por la conjura del duque de Híjar en Aragón.

 

Poco antes de morir ejecutado, Carlos Padilla, presunto participe del presunto complot del duque de Hijar, dice en una carta que en la cárcel conoció a “un caballero llamado D. Miguel de Iturbide y a otro letrado (Zuría Mayor, capitán de caballos corazas), ambos navarros, perecieron esta otra noche; ya son muertos, dicen que de repente” “el pretexto fue conjuración en Navarra, eran de allí entre ambos” (del libro “Represión y reparto del Estado navarro” Pedro Esarte).

----------------------------

Precedentes poco conocidos de otros alzamientos y represión tras independizarse Portugal.

(Textos tomados de Wikipedia)

 

1-  La conspiración del Duque de Medina Sidonia y del Marques de Ayamonte en Andalucía. 1641

 

Medina Sidonia en Andalucía (1641), donde el Duque de Medina Sidonia pretendía establecer un reino separado, sin prácticamente ningún apoyo interior, y con un apoyo exterior que, si es que existió (una posible conexión con Portugal), fue irrelevante. Medina-Sidonia es encarcelado y Ayamonte ejecutado.

 

La conspiración del Duque de Híjar en el reino de Aragón 1648.

El Duque de Híjar protagonizó, junto con un personaje llamado Carlos Padilla (identificado como francófilo convencido), un intento similar en Aragón, unos años más tarde, en 1648.​

 

Traición de D. Pedro Vélaz de Medrano.

También en 1648 este marino que había dirigido la Armada de Barlovento se pasa a los franceses y amenaza con una flota corsaria las naves españolas en el Caribe en los años siguientes.

El origen navarro de su linaje también hizo circular rumores de que podía pretender sublevar Navarra.​

 

Las revueltas de Nápoles y Sicilia.

 

También hubo revueltas en los reinos de Nápoles y Sicilia, antiguos miembros de la Corona de Aragón.
--------------------
Enlaces consultados para la elaboración de este articulo:

 

 

 

https://revistas.ucm.es/index.php/CHMO/article/download/.../24162
Bibliografia
“Represión y reparto del Estado navarro” Pedro Esarte.

 

http://ujue-uxue.blogspot.com.es/2017/10/miguel-de-iturbide-ajusticiado-en-1648.html?spref=fb